Los 7 mejores hornos holandeses – Comparativa y guía 2021

mejor horno holandesEl horno holandés es una pieza indispensable en cualquier cocina, y te vamos a explicar sus razones. Quizá no lo sepas, pero esta olla de hierro fundido es capaz de cocinar una gran cantidad de cosas, desde guisos a fuego lento, asar carnes hasta hornear panes. Y seguro que te estarás preguntando… ¿y cómo es posible?, pues porque estos hornos holandeses tienen una gran capacidad de retener el calor, lo que los hace perfectos para la cocción baja y lenta, tan necesaria para ablandar carnes y verduras.

Otras de las grandes funciones, como ya hemos comentado, es su gran capacidad para hornear panes al estilo más artesano. ¿Y sabes que es lo mejor de todo? que un buen horno holandés, si lo cuidas, te puede durar para toda la vida.

A día de hoy existen en el mercado una gran cantidad de marcas y modelos, ¿sabes cómo elegir uno de manera correcta?. En este artículo te daremos algunas claves importantes para que puedas comprar un horno holandés acorde a tus necesidades. En nuestra lista de mejores modelos tenemos desde los de gama alta hasta los económicos, con poca profundidad y con forma cuadrad. Esta es nuestra selección, esperamos que te guste.

1. Horno holandés Karcher bräter 

Esta olla fabricada en aluminio fundido soporta temperaturas de hasta 260 °C y tiene una capacidad de 8,7 litros. Esta olla para horno cuenta con un sofisticado e innovador teflón antiadherente de alta calidad. Gracias a este detalle, no hay forma de que la comida se queme o se pegue y además es mucho más fácil limpiarla.

Se puede someter a casi cualquier tipo de cocina, ya sea a gas, eléctrica por inducción o de cerámica. Incluso se puede lavar cómodamente en el lavavajillas, aunque no es recomendable porque se puede rayar el teflón.

La tapa también puede aprovecharse como sartén o bandeja y sus medidas Además, incluye unos útiles guantes para protección al cocinar deliciosos y suculentos platillos. ¡Si te haces con él, lo podrás comprobar!

2. Olla hierro fundido Puricon 

Este fabuloso olla holandesa color granate con superficie antiadherente tiene una capacidad de 5,2 litros. Fabricado por Puricon en hierro fundido con cerámica y esmaltada ¡es ideal para preparar guisados, estofados, sopas y hasta pan!

Soporta unos 282 °C y puede usarse en cualquier superficie de cocción. Su tapa hermética mantiene el calor y el vapor de los alimentos lo suficientemente concentrados como para que estos mantengan una textura agradable.

Con este horno podrá hervir y saltear sus comidas de manera uniforme y sin que pierdan sus propiedades nutritivas. Además, cuenta con unas cómodas asas anchas y seguras para transportarla. ¡Este horno holandés es toda una pasada y definitivamente debes probarlo!

3. Cacerola hierro fundido Amazon

Si amas cocinar al aire libre y en una fogata, este horno es el indicado para ti. Apto para temperaturas de hasta 204 °C y fabricado en hierro fundido, con este horno disfrutarás de una capacidad para cocinar de hasta 5,67 litros.

Aunque pesa casi 8 kilogramos, su fuerte asa de bucle hace fácil su transporte. Además, tiene unas cómodas y útiles patas en la base para que se sostenga estable sobre cualquier superficie. La empresa fabricante recomienda que sea lavado a mano para evitar causar daños que luego puedan afectar tus comidas.

En esta cacerola puedes cocinar arroz, sopas, o un delicioso guiso en este espectacular horno, a la orilla de la playa, será todo un placer. ¡Un gustazo que no puedes dejar de darte!

4. Cazuela hierro fundido Burnhard

Cuando quieras cocinar un delicioso estofado o una nutritiva sopa con una robusta y resistente cazuela de hierro fundido, debes usar este estupendo horno holandés con capacidad de hasta 3,8 litros. Es muy cómodo y a la vez muy eficiente.

El horno holandés Burnhard, concentra y distribuye perfectamente el calor. Además, su tapa hermética también se puede utilizar para freír como sartén o bandeja ¡así que tendrás dos utensilios de cocina en uno! Este horno es ideal para usarlo dentro o fuera de casa.

Se puede usar en cocina de inducción, vitrocerámica, a gas, en una chimenea, horno para pizzas o donde quieras. ¡Anímate a comprobarla! La cazuela incluye unas valiosas instrucciones para su cuidado y un levanta tapas de acero inoxidable.

5. Horno hierro fundido kela 

Esta olla de forma ovalada, fabricada en hierro fundido pesa más de 7 kilogramos pero también tiene una gran capacidad, de unos 5 litros. La marca alemana de artículos y utensilios de cocina Kela, tiene una trayectoria extensa desde el año 1903 así que saben lo que hacen.

Con este horno holandés negro queda muy claro que la experiencia es determinante para fabricar productos de primera calidad. El delicioso e insuperable sabor de las comidas que prepares en él te hará notarlo en seguida. No lo pienses más y protege a tu familia cocinando los alimentos en una cacerola que cuide sus propiedades alimenticias y conserve su textura.

6. Le Creuset cocotte 

Este vistoso horno holandés ha sido diseñado en un intenso y llamativo color naranja volcánico y fabricado en hierro fundido por la prestigiosa empresa francesa mundialmente reconocida, Le Creuset.

Su interior esmaltado contribuye a la distribución equitativa del calor, a que los alimentos no se adhieran y a que su lavado sea mucho más sencillo. ¡Todo lo que puedes desear en una cacerola!

Su tapa también fue fabricada en hierro fundido y tiene un resistente pomo de acero inoxidable. Soporta tales temperaturas que puedes introducirla al horno sin tener que preocuparte. Tus guisos o potajes conservarán mejor su sabor, notarás la diferencia hasta en las verduras.

Es ideal para cocinar para 4 y hasta 6 personas y la excelente relación calidad/precio es sorprendente, ¡Tener este potente horno holandés en casa definitivamente es una oportunidad que no puedes desperdiciar!

7. Olla horno Staub 4

Esta sofisticada cacerola color cereza con capacidad para cuatro cuartos y fondo de teflón, te ayudará a crear las mejores obras de arte en la cocina. Preparar cualquier platillo en este horno holandés será un éxito garantizado.

Con unas medidas aproximadas de 30.3 x 24 x 15.29 centímetros y un peso de unos 5.22 kilogramos, este horno resulta muy cómodo y manejable. Además que está fabricada en resistente hierro fundido y la tapa tiene un agarradero de acero inoxidable.

Resulta bastante evidente que la empresa fabricante se preocupó por diseñar un horno holandés que además de ser muy útil también fuera vistoso y decorativo. Su llamativo color rojo no deja que pase desapercibido, por eso, tenerlo en tu cocina debe ser todo un lujo.

¿Qué es un horno holandés y para qué se utiliza?

Un horno holandés se trata de una olla que puede ser aprovechada con múltiples usos. Pueden estar fabricadas en cerámica o en hierro fundido y tienen una forma cilíndrica entre otras. Además disponen de una tapa hermética que resulta de gran utilidad, como veremos más adelante.

olla hierro fundidoEsos elementos le proporcionan importantes propiedades que le permiten dar una cocción más uniforme a los alimentos. Esto, entre otras cosas, gracias a que son capaces de resistir altas temperaturas, por lo que pueden ser expuestas a fuego directo, gas o incluso se puede introducir dentro del horno.

Su tapa retiene la humedad y el vapor de los alimentos conservando una textura agradable y crujiente. Gracias a estos atributos, en un horno holandés se pueden preparar desde estofados hasta pan o galletas. Incluso se puede hervir agua o freír cualquier comida.

Gracias al uso de los hornos holandeses, las comidas conservan mejor su sabor con una excelente consistencia y los alimentos preservan sus propiedades nutritivas. Asi que se pueden usar para preparar prácticamente cualquier comida y en cualquier lugar, hasta al aire libre.

Consejos a la hora de comprar una olla de hierro fundido

✅ Material

El material utilizado frecuentemente en hornos holandeses es el hierro fundido. También los puede conseguir de aluminio fundido, cerámica y esmaltados. Los hornos de hierro fundido resisten muy altas temperaturas y a pesar de ello pueden mantenerse en muy buen estado, ya que son bastante resistentes. No obstante, resultan bastante difíciles de limpiar. Además de esto, requieren ciertos cuidados especiales para evitar el óxido y la corrosión.

Por su parte, los hornos esmaltados, pueden ser también de hierro fundido, o de cerámica, pero en cualquiera de los casos, lo recubre una capa de un resistente esmalte. Aunque esto le permite que sea mucho más cómodo para limpiarlo, es preferible consultar antes de someterlo a altas temperaturas, a diferencia de los que son de hierro fundido que no existe ninguna duda de que las podrán soportar.

✅ Forma

Los hornos holandeses son fabricados en diversas formas. Pueden ser cilíndricos, redondos o circulares u ovalados. Lo ideal es tener un horno holandés que sea profundo como algunos redondos, ya que estos se adaptan bien a las hornillas pero a la vez proporcionan una cocción más uniforme porque los alimentos se sumergen por completo.

Es bastante conveniente que se tome en consideración dónde va a usar el horno, para cuántas personas va a cocinar en él y qué tipo de alimentos, y así podrá elegir el que mejor se adapte a sus necesidades.

Por ejemplo, para un uso más cotidiano, tal vez para sofreir, dorar o saltear, si requiere usaro constantemente sobre una estufa, es recomendable tener un horno holandés redondo porque se ajusta mejor a las hornillas. Incluso en algunos casos, la forma de la tapa es tan profunda que puede usarse como un sartén.

✅ Tamaño

Para saber de qué tamaño debe ser el horno holandés que necesitas, tienes que considerar que una persona promedio debe poder alimentarse con el contenido de cada cuarto de galón. Es decir que si necesitas alimentar a una familia de solo tres personas puedes optar por un horno holandés que no sea tan grande.

Pero si por el contrario, necesitas preparar platos para más de 5 personas, debes adquirir una olla de una mayor dimensión, correspondiente a 10 cuartos de galón, por ejemplo. Con un horno holandés de una profundidad aproximada de unos 6 cuartos de galón se pueden preparar comidas para unas 5 ó 6 personas sin complicaciones.

✅ Peso

Los hornos holandeses son pesados, sus paredes so bastante gruesas, esto es lo que le otorga resistencia al calor y a la vez uniformidad en la cocción. Los puede haber desde 5 kilogramos hasta 10 kilogramos o más. Así es que debes considerar este aspecto a la hora de elegir un horno holandés y no fijarte en los que sean demasiado livianos.

Cuidado y mantenimiento de una olla cocotte

Si bien es cierto que la gran mayoría de los hornos holandeses pueden ser lavados en lavavajillas, esto no es recomendable ya que pudiera afectar el esmalte o causar daños al metal. Por esta razón es preferible lavarlos a mano. Se recomienda en primer lugar dejarlo enfriar muy bien, y evitar introducir o poner en contacto la olla muy caliente con agua fría. Si el horno es esmaltado, este pudiera perder algunos fragmentos de esmalte que se desprendan por el cambio brusco de temperatura que provoca la contracción del hierro. Esto también puede ocasionar que el horno holandés se deforme o se agriete. Lo mismo puede ocurrir al incorporar alimentos fríos en el horno cuando está caliente. Por tal razón, los expertos recomiendan precalentar el horno holandés vacío.

De igual forma, también se aconseja el uso de utensilios de cocina de madera u otros materiales que no sean metálicos, ya que estos pueden rayar el esmalte de la superficie. Este a su vez puede producir un deterioro más acelerado del horno ya que a través de estas rayas se puede comenzar a oxidar. Incluso se aconseja evitar el uso de esponjas metálicas para su limpieza. En caso de ser necesario quitar marcas muy fuertes a causa de las quemaduras, puede intentar aplicar una pasta de bicarbonato de sodio con agua.

También puede usar limpiadores y otros productos especializados para ello. Estos han sido diseñados precisamente para ser capaces de blanquear los hornos holandeses sin causar daños en su superficie. Algunos de los tratamientos de limpieza que puedes hacer consisten en remojar el horno en mezclas de sustancias como vinagre blanco y agua. Esta se puede calentar durante un rato y luego dejar enfriar y limpiar. Luego debes retirar con esponjas plásticas o suaves y siempre, después de lavarlos bien, los hornos deben ser secados con un paño suave. Además es mejor guardados con la tapa entreabierta para que el aire circule y no retenga malos olores o humedad.

Es conveniente garantizar un estricto mantenimiento a los hornos holandeses puesto que esto contribuirá a su buen funcionamiento. Cualquier descuido, o mala limpieza puede causar daños irreversibles que minimicen su vida útil, lo arruinen por completo o que incluso perjudiquen el proceso de cocción de los alimentos.

 

Artículos relacionados