Los 5 mejores procesadores de alimentos – Comparativa y guía 2021

mejores procesadores de cocinaTener un procesador de alimentos en casa es como tener tu propio chef personal. Este aparato de cocina te va a permitir ahorrar un montón de engorroso y cansado trabajo en la preparación de tus mejores platos. Cortar, aplastar, triturar, moler… es cierto que existen tareas que se podrían hacer a mano… Pero ¿por qué hacerte la vida más difícil?.

Con un procesador de alimentos este proceso es mucho más sencillo, puedes cocinar un pastel de crema, hacer pan, pesto o una crema de calabaza, sin mucho esfuerzo. Pero antes de continuar, queremos aclarar un malentendido que suele ser muy común cuando se habla de estos aparatos. El procesador de alimentos no solo sirve para triturar, puede hacer muchas más cosas y te lo vamos a mostrar en este artículo.

Un poco más abajo tienes una estupenda guía que te va a ayudar a tomar la decisión de compra correcta. El equipo de sintoxinas ha analizado y comparado una gran cantidad de máquinas de cocina según varios criterios como el rendimiento, el equipamiento básico y los accesorios disponibles. Finalmente, hemos seleccionado las que a nuestro juicio presentan una buena calidad para el precio que ofrecen.

1. Procesador de alimentos Bosch

Empezamos esta lista con este modelo de Bosch, una marca que representa calidad y una trayectoria global. Este procesador multifunción tiene una potencia de 1.250W que te ayudará a realizar hasta 40 tipos de preparaciones sin nada de esfuerzo. Con él, puedes obtener cualquier consistencia que desees; además de triturar y picar alimentos fuertes como carne o queso parmesano.

Es sencillo de usar. Sus múltiples accesorios como la varilla batidora, exprimidores de frutas, cuchillas para picar y triturar, hasta minipicador para cantidades reducidas y amasadores para batir claras y hacer masas de pizza son muy fáciles de montar y desmontar. Eso sí, ten un espacio reservado porque son muchos los accesorios que tienes que guardar.

Su capacidad de 3.9kg te permite cocinar para tu familia en grandes cantidades. También soporta 2.3 kg de masa para galletas, tortas, etc., que prepara sin grumos y rápidamente. Su base es de acero inoxidable y sus accesorios son de plástico libres de BPA, fáciles de limpiar y aptos para lavavajillas.

2. Procesador de alimentos Kenwood

 

Seguimos con el modelo Kenwood Kmix, un procesador con un diseño elegante y funcional que es uno de los más demandados del mercado para hacer repostería. El modelo Kmix nos va a permitir amasar y batir alimentos para cocinar estupendos platos. Cuenta con una alta potencia de 1000W que te permite amasar sin esfuerzo.

Entre los accesorios que incorpora está el batidor k que se utiliza para mezclar, una batidora de varillas que nos va a permitir emulsionar y texturizar, y un gancho de amasar para airear las masas. También incluye una tapa antisalpicaduras y un bol de acero inoxidable con una capacidad de hasta 5 litros que puedes introducir en el lavavajillas sin ningún problema.

Este procesador cuenta con hasta 6 velocidades y tiene 2 salidas de potencia que permiten la utilización de accesorios adicionales. Destaca su sistema de seguridad de parada automática cuando se levanta el cabezal para evitar accidente. Una de las grandes ventajas es que tiene una base antideslizante, lo que te permitirá trabajar con total tranquilidad. Es una perfecta máquina procesadora de alimentos que te permitirá convertirte en todo un repostero/a.

 

3. Procesador de alimentos Moulinex

Este procesador de mano funciona como tu ayudante de cocina personal. Es sencillo pero fuerte y trabajador. Con 1200W y cuchillas de titanio bien afiladas son capaces de cortar hasta alimentos duros como carnes rojas o muy fibrosos como la piña, así te aseguras que tus cremas o papillas queden con una textura cremosa y sin hilos o grumos.

Destaca por tener 10 velocidades diferentes para lograr las texturas y cortes deseados. Pero cuidado con dañar las cuchillas, con este modelo no puedes picar hielos ni es tan efectiva moliendo semillas. El mango es muy fácil de agarrar (incluso con manos grasosas o mojadas) y no te cansa el brazo.

Es de acero inoxidable y sus recipientes de plástico están libre de BPA, así evitas la contaminación de tus alimentos. Tiene un coste accesible, muchos de usuarios lo consideran un procesador con excelente relación calidad/precio.

4. Procesador de alimentos Kitchenaid

A todos nos gusta que nos hagan la vida más sencilla, y eeste modelo de Kitchenaid te facilita la tarea de cocinar. Es bastante rápida y potente, no tarda mucho en procesar alimentos como avellanas o almendras.

Con 3.1 L puedes procesar buenas cantidades de verduras y/o frutas, las cuales puedes congelar. Así puedes cocinar en una hora para toda una semana. Sus discos te permiten ajustar el tamaño y grosor del corte para que así prepares cualquier tipo de platos, adaptándose a tus gustos.

Es ideal para aquellos que les gusta organizar cenas para amigos o incluso para los cafetines, dónde procesar las órdenes lo más rápido posible es indispensable, así mantendrás a tus clientes contentos. Lo malo es que es una máquina grande por lo que debes considerar en qué espacio almacenarás el procesador (y sus accesorios) si tienes una cocina pequeña.

5. Procesador de alimentos Philips

Si tienes una familia o un grupo de amigos para los que te gusta hacer panes o repostería, este procesador de Philips es una buena opción. Philips Avance es especialmente bueno para hacer panes gracias a su amasador metálico que, junto a un motor potente de 1300 W, es capaz de mezclar todos los ingredientes para hacer una masa de panes o pizza de muy buena calidad.

Incluye una batidora redonda doble de metal para batir cremas y claras de huevos, esto es ideal si eres de los que gustan hacer tortas y postres. Además vienen otros múltiples accesorios como exprimidor de cítricos para hacer jugos de naranja hasta discos para corte fino y discos para tiras rebanadas de cebollas, calabacines o pepinos.

Este modelo, a diferencia de otros, incorpora un cortador de papatas fritas. Pero algunos usuarios indican algunas piezas salen muy cortas o muy delgadas.

¿Qué es un procesador de alimentos?

Un procesador de alimentos es un electrodomésticos que te permite cortar, pelar, picar y/o triturar una variedad de verduras y frutas en diferentes cortes y medidas. Estos procesadores nacieron ante la necesidad de ahorrar más tiempo en la cocina y facilitar labores tediosas como picar cebollas, patatas o mezclar una masa que a mano resultan muy difíciles y requieren de técnicas de cocina.

mejor procesador de alimentos

A diferencia de una licuadora, no necesita líquidos para su funcionamiento, ya que están diseñados para procesar ingredientes en seco.

Estas máquinas son multiusos e incluyen una gran variedad de accesorios, cuchillas y recipientes amplios para diferentes funciones como:

  • Triturar y moler alimentos duros como queso parmesano o carnes rojas.
  • Cortar y picar frutas y verduras como la papa, cebolla, tomates, etc. en cuadritos o en juliana.
  • Mezclar y licuar ingredientes para sopas y guisos.
  • Exprimir zumos de frutas naturales.
  • Rebanar verduras como zanahorias o patatas.
  • Preparar y amasar masa de pizza, galletas o salsas.

¿Cómo funciona un procesador de alimentos?

Su funcionamiento es muy sencillo y podría decirse que sirve como tu propio asistente de cocina eléctrico. Para hacerlo más fácil, te lo vamos a explicar de la siguiente manera:

Un procesador de alimentos funciona impulsado por un motor eléctrico que, desde su base, hace girar a gran potencia diferentes cuchillas y discos que, dependiendo de su función: cortan, pelan, trituran o mezclan los alimentos dentro de una taza o jarra.

Los estilos de cortes se pueden alternar entre accesorios, por ejemplo, puedes cortar carne con una cuchilla en espiral y luego cambiar a un disco rebanador para rebanar papatas o zanahorias.

Para definir la calidad y profundidad de los cortes según la dureza de los alimentos y la consistencia deseada, un procesador se maneja a través de distintas velocidades que puedes controlar en el panel de control.

Ventajas y desventajas de un procesador de cocina

✅  Ventajas:

  • Son muy rápidas y fáciles de usar.
  • Son extremadamente versátiles y multiusos. Hablamos que puedes hacer casi cualquier receta con ellos. Desde salsas, guisos y sopas, helados cremosos y batidos hasta preparar masas para galletas.
  • Gracias a sus accesorios, no necesitas gastar dinero en distintas máquinas para diferentes usos cuando tienes todas las funciones en una sola máquina.
  • Los cortes de un procesador harán que tu comida se vea mucho más profesional.
  • Puedes procesar varios alimentos en sólo una hora para congelar. Así tendrás alimentos ya cortados para toda una semana.
  • No necesitan líquidos para funcionar, ideal para amasar masas o picar carne sin sobreesforzar la máquina.
  • La capacidad de las tazas y jarras de un procesador es bastante amplia, ideal si tienes una familia numerosa y cocinas grandes cantidades de alimentos.
  • Casi todo los procesadores son muy seguros ya que incorporan sistemas de protección y seguros de bloqueo, a diferencia de los cuchillos tradicionales donde puede cortarse el dedo o resbalar se con una ensaladera de cristal.

❌ Desventajas:

  • Algunos modelos tienden a ser grandes, te recomendamos saber dónde guardarlo.
  • Pueden hacer mucho ruido.
  • Las medidas de los cortes no se pueden ajustar, tienen unas medidas de corte estándar.

Diferencia entre un robot de cocina y un procesador de alimentos

diferencia robot de cocina y procesador de alimentosEs posible que todavía no conozcas con exactitud la diferencia entre un robot de cocina y un procesador de alimentos. No te preocupes porque es muy sencillo de entender y te lo vamos a explicar en seguida.

Por un lado, el procesador de alimentos es un aparato que te permite cortar, trocear, moler y mezclar los alimentos, pero nunca cocinarlos. El robot de cocina en cambio sí incluye esta función. Normalmente, el robot de cocina incluye un peso para pesar los alimentos, se puede cocinar al vapor o sofreír, además de todas las funciones que ofrece el procesador. Por eso son algo más caros.

Lo más indicado en estos casos es que te asesores previamente y hagas un estudio de las prestaciones que necesitas para elaborar todos los platos que tienes en mente y en función de las necesidades entonces te decantes por un modelo u otro.

Aspectos a considerar en la compra de un procesador de alimentos

✅ Potencia y velocidades

Para cortar o moler las cosas más duras como un queso parmesano o carne roja, vas a necesitar un procesador con buen rendimiento, potencia y velocidad. Un procesador de buena potencia va desde 1000W hasta 1500W, estos son más rápidos y procesan más alimentos.

Algunas máquinas tienen sólo dos botones de velocidad (bajo y alto), pero esto te limita preparar algunos alimentos. Por eso, te recomendamos que tu maquina tenga al menos 4 velocidades distintas.

✅ Capacidad

Esto va a depender del uso que le quieras dar. ¿Lo quieres para cocinar a tu familia o tienes un restaurante? En el mercado hay muchos tamaños y capacidades para elegir. Si te gusta cocinar en grandes cantidades o tienes un pequeño café, con 3L a 4L te irá muy bien.

Para una familia de 3 o más integrantes, recomendamos 2 L como mínimo. Pero si vives solo y quieres un procesador para cosas muy puntuales o pequeñas, existen procesadores pequeños con apenas 1L o 1, 5L.

✅ Accesorios

Considera que algunos modelos de procesadores traen muchos accesorios mientras que otros se deben adquirir por separado. Para esto, debes saber cuál es la función que más uso le darás al procesador y con qué frecuencia (ya sea cortar, rebanar o mezclar), así te aseguras que la máquina incluya los accesorios que necesitas.

Como básico, es indispensable que tu máquina cuente con cuchillas para cortar y mezclar frutas y verduras y algunos discos para rebanar, sin dejar de lado el empujador de alimentos.

✅ Materiales

La calidad y durabilidad de un procesador vienen dados por unos buenos materiales de fabricación, especialmente si quieres usarlos con bastante frecuencia. Lo ideal es que tu máquina sea resistente y de acero inoxidable. Hay modelos de plástico, pero este material tiende a romperse más fácilmente.

En cuanto al recipiente, busca uno de plástico duro que sea resistente a los golpes por caídas, soporte calor sin agrietarse y que no sea tan pesado. Además, que sea fácil de limpiar y que puedas meter al lavavajillas.

✅ Seguridad

Si piensas cocinar con niños (o incluso adultos), es esencial que tu procesador tenga ciertos sistemas de seguridad que impiden que el motor funcione si la taza no está bien ajustada o si la tapa no está cerrada. Incluso algunos modelos incluyen un doble seguro tanto en la base como la tapa para evitar los accidentes.

Asegúrate que tenga gomas de plásticos en las patas para que se adhiera bien a la superficie y no se ruede o tambalee durante su uso.

✅ Precios

Para ahorrarte unos euros, a veces puedes terminar haciendo una mala compra. Aunque pueda parecer una buena idea, no te recomendamos comprar procesadores de muy bajo presupuesto.

Existen procesadores baratos desde 20 € hasta modelos costosos por más de 500 €. En esta lista, como viste, analizamos procesadores muy buenos de 100 a 200€, estos son los ideales para uso doméstico. Pero al final, esto sólo va a depender del uso que desees darle. Piensa muy bien en tus necesidades.

 

Artículos relacionados